miércoles, 13 de junio de 2018

# Ansiedad # ayuda para ansiedad

Ansiedad en el país de la piruletas


Una de las decisiones más difíciles que tuve que tomar con Ansiedad fue 

 tomar o no tomar medicación 

he ahí la cuestión :)


Nunca olvidaré aquel día, llevaba muchos días sin poder comer bien, apenas podía salir de casa y no hablemos del amigo insomnio… Recuerdo que me tomé una tila (de esas pocas bolsitas que dejé por el mundo ) después de comer pretendía echarme una siesta y evidentemente Ansiedad me soltó un... ¡Claro que sí guapi!. Después de sentir que me estaba volviendo loca por segundos, que mi corazón y mi pulso estaban más acelerados que en un concierto de Extremoduro… ¡No podía más! tenía que hacer algo…
 
Así que fui a mi doctora corriendo y decidida. En su momento me comentó el tema de la medicación… sentía que me rendía, que estaba cayendo en las redes de algo oscuro y que no podría dar un paso atrás. Era un sermón interno muy intenso, ya que siempre había estado en contra de tomar cualquier tipo de medicamento para los “problemas mentales”… pero tenía que hacerlo y lo hice.


Mi doctora me explicó la medicación, todo lo que debía hacer y lo que no, ese día empezó mi viaje “al país de las piruletas”.

El efecto fue inmediato, ese día dormí como hacía meses que no dormía ¡Ansiedad estaba KO! Me levanté descansada y algo densa, me preparé para bajar a mi perro ¡Era un día precioso! El sol brillaba, los pájaros cantaban, todo el mundo sonreía… Salí a la calle y ¡Ahí estaba Ansiedad! Diciéndome ¡Holiii!... Decidí salir de paseo igualmente con ella y sus amigos… ¿No me vais a dejar en paz nunca, verdad?

Claro que me iban a dejar en paz, pero me costó un tiempo entender que la medicación solo iba a ser un refuerzo.


¡A ansiedad no se la duerme con pastillas! Sólo se la relaja, para poder entender todo y tener una buena caja de herramientas, en mi caso necesite tanto un apoyo terapéutico como médico y como soy un poco cabezona (Ansiedad lo era más), me llevó algo de tiempo entender todo… pero con esperanza, paciencia y esfuerzo ¡Lo conseguí! Ya no tomo medicación, he conseguido entender qué hace Ansiedad en mi vida y como controlar cada amigo que quiera aparecer por mis días.

No toméis medicación sin un buen control médico, recordad buscar un buen apoyo psicológico y poned en práctica todas las herramientas que hayáis aprendido y lo más importante:

¡Sed fuertes! ¡Luchad!
¡De la ansiedad se sale!




2 comentarios:

  1. Aaaaa están ansiedad si que es besos en no querer dejar nuestros cuerpos. Ya he pasado varios episodio de síntomas y ni. A cual irle toda son bastante cargaditosaahoritaestoy en lasensacion de ahogo en la parte del estómago bastante molesto

    ResponderEliminar
  2. Sí, ansiedad es bastante molesta pero con el tiempo aprederás a entender los síntomas y poder manejarlos mejor. Para el ahogo en la parte del estómago tienes varias técnicas como la relajación, infusiones, ejercicio... ect. Echa un vistazo al apartado de consejos espero que encuentres uno que te ayude =) ¡Mucha fuerza!

    ResponderEliminar